• Categorías

  • Diferencia en el impuesto de sucesiones

    Cuando aceptamos una herencia, ya sea de forma expresa o tácita, los herederos estamos obligados a pagar el impuesto de sucesiones y donaciones.

     

    Dicho impuesto, en el caso de parientes directos, puede ir desde un 7,6% cuando las herencias son inferiores a los 8000 euros hasta un 34%.

     

    Sin embargo, el impuesto de sucesiones y donaciones tiene competencia autonómica, que habilita a cada comunidad autónoma a aplicar un descuento o no sobre dicha tasa.

     

    Esto, duramente criticado por abogados y juristas, ha provocado grandes diferencias entre la tasa a pagar dependiento de la comunidad autónoma donde residiese el fallecido en el momento de su muerte.

     

    Por poner un ejemplo, la Comunidad de Madrid tiene una bonificación del 99%, lo que provocaba que grandes fortunas estableciesen su residencia en Madrid a fin de que al momento de fallecer sus herederos sólo tuviesen que pagar un 1%.

     

    Otras comunidades autónomas, han comenzado a rebajar la carga impositiva a este impuesto ante la queja de los ciudadanos al considerar este hecho injusto.

     

    En el  caso de Andalucía, que era una de las comunidades con mayor gravamen, se ha decidido que estén libre de tributación las herencias hasta un millón de euros.

     

    En otros paises de nuestro entorno esto no sucede. Hay en algunos paises que este impuesto no existe, mientras que en los que lo siguen manteniendo, el impuesto es igual para todo el país, con independencia de la región en que residiese el causante.

     

     

    Compartir en
  • Guía para heredar en otros países